El Baluard de Sant Pere

El pasado jueves, aprovechando una jornada de puertas abiertas, realizamos una vista al Baluard de Sant Pere, que acoge en su interior el Museu d’Art Modern i Contemporani.

El baluard de Sant Pere, de Santa Catalina o de la Creu (que todos estos nombres ha recibido) es el más antiguo de cuantos configuraron la muralla renacentista de Palma, iniciándose su construcción en el año 1575, y estando acabado en 1578, bajo la dirección de Giacomo Palearo Fratino. El baluarte que contemplamos hoy, no obstante, no es el mismo de aquella época, pues este, según se observa en el plano de Antoni Garau de 1644, es uniforme con la altura de la muralla de mar, faltando el segundo cuerpo que da al baluarte su imagen actual. Además se observa un pequeño baluarte cuadrado en el lado de mar, situado en el interior del actual baluarte.

La imagen actual parece ser obra de las modificaciones de los ingenieros Vicenç Mut i Armengol entre 1638 y 1654, quien hizo elevar la altura del baluarte para uniformarlo con los d’en Moranta y del Sitjar, y  Martín Gil de Gainza, entre 1697 y 1728, cuando se modifica la línea de mar.  En cualquier caso este se debió edificar entre los planos de 1644 de Antoni Garau, y el de 1728 del nuevo cuartel proyectado por Gil de Gainza detrás del baluarte. Su nuevo volumen le permitía el tiro sobre el vecino barrio de Santa Catalina.

Como se observa en este último plano el interior del baluarte contiene un aljibe, parte de la red de agua que abastecía la Ciutat desde la Font de la Vila, recuperado actualmente, con una superficie de 353 m2, donde se aplicaron técnicas tradicionales de construcción como la espina de pez.

Interior del aljibe.

Interior del aljibe.

Lateral del aljibe.

Lateral del aljibe.

Detalle de construcción en paredes de cabeza y fondo.

Detalle de construcción en paredes de cabeza y fondo.

Detalle de construcción en espina de pez.

Detalle de construcción en espina de pez.

Durante el siglo XIX y XX albergó un cuartel de artillería, hasta 1952 en que se desafecta del uso militar. En 1962 un grupo inmobiliario adquiere los terrenos, con la intención de edificar viviendas en su interior. A este objeto se excava el terraplenado de la parte superior del baluarte, y en 1963 se producen varias explosiones que dañan la fábrica de la muralla. Al parecer fueron provocadas a fin de posibilitar una declaración de ruina y la liberación de los terrenos para su uso. Afortunadamente la respuesta popular no se hizo esperar y en 1965 se procedió a su reconstrucción.

En 1988 los terrenos fueron expropiados y recuperados para su uso público, aunque el estado de abandono prosiguió hasta 1997, cuando el Ajuntament de Palma los cede para la edificación de un museo de arte moderno y contemporáneo. El museo ha ocupado el interior del baluarte superior, manteniendo únicamente su exterior, y ha permitido recuperar el aljibe.

Personalmente el museo en si no me interesó demasiado. En la parte superior del mismo se puede acceder al “paseo de ronda” que permite seguir la muralla. Un paseo de ronda que no deja de ser una invención, pues cuando miras hacia el interior del baluarte ves la mole de hormigón que se hospeda entre los muros de la vieja muralla. En mi opinión el museo podría haber quedado enterrado, recuperando el volumen y las rampas originales del baluarte, lo cual permitiría comprender mejor su sentido.

Vista del baluarte desde el puente de Santa Catalina.

Vista del baluarte desde el puente de Santa Catalina.

Espacio de acceso al baluarte.

Espacio de acceso al baluarte.

Terraza del baluarte inferior.

Terraza del baluarte inferior.

Ubicación de la antigua puerta de Sant Pere

Ubicación de la antigua puerta de Sant Pere

Muralla medieval y torre musulmana.

Muralla medieval y torre musulmana.

Vista del baluarte superior.

Vista del baluarte superior.

Impacto paisajístico: escultura de Calatrava ocultando la Seu.

Impacto paisajístico: escultura de Calatrava ocultando la Seu.

La Seu desde el baluarte superior.

La Seu desde el baluarte superior.

Iglesia de la Santa Creu desde el baluarte superior.

Iglesia de la Santa Creu desde el baluarte superior.

El Passeig Mallorca desde el baluarte superior.

El Passeig Mallorca desde el baluarte superior.

El exterior del baluarte mirando la riera desde una de las garitas de guardia.

El exterior del baluarte mirando la riera desde una de las garitas de guardia.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: